Antonio Vargas Mármol, apodado “El Varguitas” fue un bandolero que actuó en la mitad del siglo XIX entre la provincia de Málaga, Córdoba y Sevilla. Con su cuadrilla se dedicaba principalmente al rapto de agricultores o ganaderos de alto nivel económico.

bandolero“El Varguitas” había sido condenado a muerte por asesinato y robo, una familia influyente consiguió que le conmutaran la pena, y el bandolero aprovechó para huir del penal en que se encontraba.

En julio de 1866 el rapto de un vecino de Ronda que quedó arruinado tras pagar el rescate fue el detonante para que la prensa empezara a hablar de él y la Guardia Civil pusiera todo el empeño en su captura.

A pesar de que hubo muchos otros bandoleros que utilizaron su nombre para realizar sus robos y raptos, algunos si quedaron demostrados que los realizó personalmente o con ayuda de las dos cuadrillas de cinco o seis hombres que capitaneaba.

El 14 de Agosto dos tenientes de la Guardia Civil , uno de Estepa y otro de Montilla, detienen a seis hombres de Estepa acusados de pertenecerá la cuadrilla de “El Varguitas”

El 14 de Agosto dos tenientes de la Guardia Civil , uno de Estepa y otro de Montilla, detienen a seis hombres de Estepa acusados de pertenecerá la cuadrilla de “El Varguitas”, la detención se produce cuando estos hombres fueron delatados por un presidiario, pillándoseles infragantis en el momento de recibir el rescate de un secuestrado vecino de Puente Genil. Piensan que esta misma cuadrilla tuvo que ver con el rapto de un niño.

Días más tarde, en Agosto de 1866, “El Varguitas” es abatido por la Guardia Civil, y su cuerpo expuesto en la localidad de Morón para ejemplo de lo que le ocurre a los que como él, deciden dedicarse al rapto y robo.

QUE DIJO LA PRENSA DE LA ÉPOCA.

(NOTA ACLARATORIA: Los fragmentos que se incluyen de artículos de periódicos del siglo XIX se copian textualmente, respetando la ortografía que se utilizaba en la época que no coincide con las normas ortográficas actuales.)

El 12 de julio de 1866, el diario "La Época" publica una nota en la que habla del desenlace de un secuentro realizado por "El Varguitas" y su cuadrilla.

El 12 de julio de 1866, el diario “La Época” publica una nota en la que habla del desenlace de un secuentro realizado por “El Varguitas” y su cuadrilla.

Diario “La Época”, 12 de julio de 1866: Es rescatado un vecino de Ronda que había sido secuestrado y herido de bala por “El Varguillas”

“En la tarde del día 5 del corriente fué encontrado en el pozo inmediato á un cortijo, término de Morón, don Cristóbal Rodriguez, vecino de Ronda, y á quien cautivaron en un cortijo de su propiedad junto á Pruna, el bandido Varguitas y otros, causándole una grave herida con arma de fuego pidiéndole por su rescate 88,000 reales.

El Sr. Rodriguez fué trasladado á Morón, donde se encontraba rodeado de su familia en un estado deplorable.”

“La Esperanza”, 23 de julio de 1866. El sacerdote de Paradas es secuestrado:

Cabecera del diario "La Esperanza" que cuenta como "El Varguitas" ha secuestrado a un sacerdote por el que piden un cuantioso rescate.

Cabecera del diario “La Esperanza” que cuenta como “El Varguitas” ha secuestrado a un sacerdote por el que piden un cuantioso rescate.

“Según nos escriben de Sevilla, la cuadrilla de facinerosos que capitanea el feroz Varguitas trae consternados á los habitantes de Morón y demás pueblos inmediatos. Ya dimos cuenta el otro dia del secuestro del rico propietario D. Cristóbal Rodríguez, á quien dejaron casi muerto después que les hubo entregado 4,000 duros. Hoy nos hablan de otro atentado: el señor cura de Paradas ha sido también secuestrado cuando se dirigía á una de las posesiones de su jurisdicción en cumplimiento de su sagrado ministerio, y se exige una fuerte cantidad por rescate.

    Suponemos que la Guardia civil, que tendrá ya conocimiento de estos hechos, no tardará en dar cuenta de los autores de semejantes hazañas.”

“La España”, 23 de agosto de 1866. “El Varquitas” es abatido por la Guardia Civil.

    “Las correspondencias de Sevilla nos comunican interesantes pormenores de la captura y muerte del famoso bandido Varguitas.

    Perseguido activamente y en todas direcciones por la Guardia civil, supo esta que el citado Vargas se encontraba oculto en una choza, entre el término de Moron y Villanueva de San Juan, provincia de Sevilla, á cuyo punto se dirigieron los guardias en la madrugada del domingo próximo pasado; y cerciorados de que efectivamente estaba oculto en aquel lugar, cercaron al momento la choza y le cerraron el paso para la huida.

    Sorprendido el bandido, rompió el fuego desde su escondite en todas direcciones con mucha vivacidad, al cual contestó la Guardia, durando el tiroteo por espacio de algunos minutos, hasta que una bala le hirió gravemente, según se podía deducir de los quejidos que exhalaba dentro de la choza donde se habia hecho fuerte.

    La Guardia civil estrechó el cerco, y ya iba á penetrar dentro del albergue del bandido, cuando se incendió de improviso la hojarasca y bayunco de que estaba formado, lo que obligó al Vargas a tratar de forzar una salida, a cuyo tiempo recibió casi á quema ropa una descarga que lo dejó sin vida instantáneamente. El cadáver fué

El Ministro de la Guerra aprueba se le concenda la recompensa correspondiente a los guardias civiles que capturaron a "El Varguitas"

El Ministro de la Guerra aprueba se le concenda la recompensa correspondiente a los guardias civiles que capturaron a “El Varguitas”

conducido a Morón, y espuesto en la plaza pública para saludable escarmiento los hombres que viven en guerra con la sociedad.”

Recopilación de reales órdenes y circulares de interés general para la Guardia Civil”, 1866, página 461:

“(…) aprobada por Real orden separada de esta fecha la propuesta de recompensas formada por V. E. en favor de los individuos del Cuerpo de su cargo que capturaron y dieron muerte al bandido Antonio Mármol (a) Varguitas, se ha significado al Ministerio de la Gobernación, que respecto á las recomendaciones que se hagan por los Gobernadores Civiles en favor de individuos de la Guardia Civil, corresponde sean pasadas á este Ministerio para los fines consiguientes”

“La Época”, 17 de noviembre de 1866. “El Satanás” compañero de andanzas de “El Varguitas” es llevado a Paradas para cumplir la sentencia de muerte que le ha sido impuesta.

“El miércoles salió de Sevilla, custodiado por una escolta de caballeria é infantería, el célebre bandido Satanás, compañero de Varguitas. Se le conduce á Paradas, teatro de sus crimenes, para que sufra la sentencia impuesta por el consejo de guerra.”

“La época”, 26 de febrero de 1867. “El Mejí” es abatido por la Guardia Civil:

“Escriben de Ronda que ha muerte en una refriega, sostenida con la Guardia civil, el amigo y compañero del bandido Vargas, conocido en aquella serranía por Mejí.”

Según la prensa de la época la vida en las zonas rurales era peligrosa, especialmente para sus habitantes que habían tenido suerte y poseían dinero siendo objetivos de los raptores, como se denuncia en el diario “La época” del 30 de julio:

  vida rural 1866  “La vida del campo, (…), ofrece en España poca comodidad y escaso aliciente a las personas que han recibido una regular educación social (…).

    Desde luego, la seguridad personal no está bien garantizada.La creación de la Guardia Civil mejoró mucho el anterior estado de cosas en esta parte; pero todavía hallamos en la prensa la relación de las hazañas y fechorías de bandidos como Varguitas y otros émulos y sucesores de José María y Jaime el Barbudo. ¿Qué aliciente ha de ofrecer la vida rural en un país donde el labrador acomodado corre el peligro de ver secuestrada su persona y espuesta á riesgo de muerte y arruinada su fortuna por un crecido rescate? (…)”

 

Otros son más optimistas y consideran que a pesar de las dificultades que suponen los bandoleros, la colonización rural es posible, así como se puede acabar con la criminalidad en el campo y que aumente en las ciudades, como lo expresa el diario “La España” del 2 de agosto de 1866:

    “Las atrocidades cometidas en los términos de Morón, Paradas y otros lugares por la cuadrilla del bandido Varguitas, viene á suministrar un dato mas en favor de la colonización agrícola.

El diario "La España" publica un curioso artículo en el que expone los argumentos por los que la colonización rural es beneficiosa y evitar los asaltos de bandidos como "El Varguillas"

El diario “La España” publica un curioso artículo en el que expone los argumentos por los que la colonización rural es beneficiosa y evitar los asaltos de bandidos como “El Varguillas”

    En efecto, en los campos poblados de caserios y habitantes, son mas difíciles y menos frecuentes los robos, porque los salteadores de camino buscan naturalmente los despoblados. Por mas vigilancia y actividad que despliegue la benemérita Guardia civil, esta no puede multiplicarse ni tiene tanto conocimiento del terreno como los que viven á salto de mata y lo cruzan en todas direcciones.

    Por otra parte, los bandidos están muy relacionados con los habitantes de los pueblos y de los campos: las gruesas sumas que recogen por rescatar los prisioneros, les abre paso por muchas partes cuando se ven perseguidos, y no es estraño que con tales elementos consigan burlar la persecución.

(…)

    La estadística criminal nos demuestra que la mayor parte de los salteadores de camino salen de la gente de campo, de los contrabandistas y de otras ocupaciones rudas; porque para el género de vida que aquellas gentes han tenido la desgracia de adoptar, se necesita una organización fuerte, endurecida por el trabajo y acostumbrada á adoptar los rigores de la intemperie.
 
    El correctivo de esas vandálicas incursiones está en la educación y en el trabajo. La ignorancia y la ociosidad son compañeras inseparables.

    Asi se advierte que, mientras mas civilización hay en un pueblo, menos crímenes se cometen, singularmente en poblado, donde llegan á hacerse casi imposibles. Lo que sucede entonces es otra cosa; el crimen abandona los campos y vá á refugiarse en el corazón de ciertos habitantes de las grandes ciudades, donde la confusión de una vida complicada pueda á veces escudarlos. (…)”

DATOS RELACIONADOS CON EL ARTÍCULO.

  • Málaga es una ciudad española, capital de la provincia homónima que forma parte de la comunidad autónoma de Andalucía. Está situada en el extremo oeste del mar Mediterráneo y en el sur de la península Ibérica. (Wikipedia)
  • Córdoba es una ciudad de Andalucía, España, capital de la provincia homónima, situada en una depresión a orillas del Guadalquivir y al pie de Sierra Morena. (Wikipedia)
  • Sevilla es un municipio y ciudad española, capital de la provincia homónima y de la comunidad autónoma de Andalucía
  • Estepa es un municipio español de la provincia de Sevilla, en la comunidad autónoma de Andalucía. Está situada en la zona sureste de la provincia, en la comarca de la Sierra Sur. (Wikipedia)
  • Montilla es un municipio español de la provincia de Córdoba, en la comunidad autónoma de Andalucía. Se sitúa en la comarca de la Campiña Sur Cordobesa. (Wikipedia)
  • Puente Genil es un municipio español de la provincia de Córdoba, Andalucía, en su parte suroccidental. Forma parte de la Campiña Sur Cordobesa y su término municipal limita con las provincias de Sevilla y Málaga. (Wikipedia)
  • Morón de la Frontera es una ciudad y un municipio español de la provincia de Sevilla, en la comunidad autónoma de Andalucía. (Wikipedia)
  • Se conoce por el nombre de real a dos unidades monetarias distintas acuñadas en plata que circularon, a veces de forma paralela, tanto en España como en sus dominios coloniales. La primera moneda acuñada con esa denominación data del siglo XIV en el Reino de Castilla. (Wikipedia)
  • Duro es el nombre informal que recibía la moneda española de cinco pesetas, así como el valor de dicha moneda. (Wikipedia)
  • La Guardia Civil, popularmente llamada la Benemérita, es el primer cuerpo de seguridad pública de ámbito nacional en España. Fue fundado por el II Duque de Ahumada, Francisco Javier Girón y Ezpeleta el 13 de mayo de 1844. (Wikipedia)