En 1996 la compañía Virgin Cola anunció que en aras de mantener la seguridad de los consumidores habían integrado un sistema de última tecnología que hacía que cuando el artículo estaba caducado la lata se volvería de color azul, por ello aconsejaban que no compraran ninguna lata de cola que fuera de este color. Todo se trataba de una...
Continuar leyendo...