Nos llega a través de Facebook la imagen que se muestra acompañada del siguiente texto:

“INFORMACIÓN IMPORTANTE: DEBE COMPARTIR ~ Una chica de 21 años había llevado un par de lentes de contacto durante un reunión de la barbacoa (Un evento o una comida en la que la comida se cocina al aire libre en una parrilla abierta al fuego) Mientras la barbacoa se cocinaba ella se quedó mirando los carbones del

Imagen que acompaña al texto de la lentilla derretida

Imagen que acompaña al texto de la lentilla derretida

fuego de forma continua durante 2-3 minutos. Después de unos minutos, ella comenzó a gritar para pedir ayuda y se movió con rapidez, saltando arriba y abajo. Nadie sabía por qué estaba haciendo esto? Luego en el hospital, el médico dijo que estará permanentemente ciega debido a que el lente de contacto se había desgastado. Las lentes de contacto se hacen de plásticos, y el calor desde el carbón de leña fundió sus lentes de contacto. No use lentes de contacto mientras cocina o cerca de las LLAMAS porque pueden sobrecalentarse! Amigos, la información es importante, por favor Comparte este mensaje a todos sus seres cercanos y queridos que usan lentes de contacto.”

Para los que usamos lentillas nos puede parecer una noticia preocupante y para aquellos que se están planteando cambiar sus gafas por las lentes de contacto, tal vez sea la “gota” que haga que te decidas a no ponertelas, incluso aunque nunca hayas estado en una barbacoa, ni tengas intención de hacerlo.

¿Cuanto tiempo puedes tener los ojos abiertos mirando fijamente a una fuente de calor sin pestañear?

Sin embargo, la alarmante nota añade algo más de manera muy sutil: “No use lentes de contacto mientras cocina

Es decir, si lo de mirar fijamente a un montón de ascuas no te ha asustado bastante, piénsalo porque también te puede ocurrir cocinando en tu casa.

La noticia, por si misma, suena a absurda

¿Cuanto tiempo puedes tener los ojos abiertos mirando fijamente a una fuente de calor sin pestañear?

chica lentilla 01

Una de las imágenes que acompaña a la noticia de la “lentilla derretida” la podemos encontrar en una publicación digital que afirma que el daño en el ojo es producido por un microbio.

¿Cuanto tiempo es necesario y a que distancia se debe de estar para que se derrita una lente de contacto en tu propio ojo?

Los ojos forman parte de un rostro que tiene una superficie mayor, ¿no sería más lógico que antes de derretirse la lentilla te quemara la piel de la cara y ello te obligara a retirarte de la barbacoa?

¿Que ocurre con las pestañas y las cejas? ¡No es más lógico que antes que la lentilla empiecen a oler a “chasmusquina” los pelos de las cejas y pestañas!

¿Cuantos fumadores se han quemado el “flequillo”, las pestañas o las cejas al encender un cigarro con solo el calor de la llama del encendedor sin ningún otro daño en la piel?

Si no eres capaz de contestar a estas preguntas, te voy a dar la prueba definitiva de que se trata de un engaño.

La imagen que acompaña al texto la podemos encontrar acompañando a otro texto en el que hablar de que un microbio alojado en una lente “devora” el ojo de una muchacha en Estados Unidos, según publica InfoNews.

El que se emplee una imagen para dos informaciones totalmente distintas es más que suficiente como para no creerla.

Crédito imagen de Infonews: http://www.infonews.com/2013/04/07/sociedad-68993-un-microbio-crecio-en-un-lente-de-contacto-y-le-comio-la-cornea-mundo-loco.php