Es raro el día que no me llega a mi cuenta de Facebook un supuesto enlace para ver un vídeo “impresionante”, enviado por alguno de mis contactos.

Dentro de esta categoría de vídeos “impresionantes” hay dos tipos, los que realmente son vídeos enviados conscientemente por una persona, y los que son una estafa y engaño, enviados inconscientemente.

Un ejemplo de este último tipo de vídeo los tenéis en este mismo blog en el artículo:

“El 97 por ciento de la gente no puede ver esto” en el que una fotografía muestra a un cocodrilo con un brazo humano en la boca, el objetivo de este mensaje, es que pinche para verlo, cosa que no se podrá hacer, ya que realmente no existe, pero sin embargo, alguien se habrá beneficiado de mi irresistible morbo, ya que antes de ver ese falso vídeo, o bien tendré que contestar una encuesta o bien tendré que descargarme un supuesto driver, controlador o programa que en realidad no es otra cosa que un virus o similar, y de manera automática enviará a todos mis contacto en facebook o cualquier otra red social, un mensaje para que vean el vídeo, y de este modo continuar con la “infección”.

Este tipo de estafa recibe el nombre de “clickjacking“, veamos como podemos identificarlos:

1.- Nos prometen ver un vídeo asombroso, de un accidente, mujeres insinuantes, o algún tipo de tragedia o situación cómica.

2.- El mensaje va acompañado de una imagen, supuestamente un fragmento del vídeo, en que nos muestra algo que llame nuestra atención. Veamos algunos ejemplos:

Imagen recibida por Facebook. La imagen de muy mal gusto ha sido retocada para publicarla en este blog.

Imagen recibida por Facebook. La imagen de muy mal gusto ha sido retocada para publicarla en este blog.

 

En este caso, se aprovechan de un vídeo real de un accidente que ha sido muy difundido por internet, cuando en realidad se trata de una película, en la que todo son actores, y no es real el acdicente

En este caso, se aprovechan y muestran el fotograma de un vídeo sobre un brutal accidente, en realidad ese vídeo es solo un corto interpretado por actores de series de televisión como Stargate.

Solo el título del enlace ya nos hace presagiar que es lo que puede ocurrir, y el morbo en ocasiones es más fuerte que la prudencia.

Solo el título del enlace ya nos hace presagiar que es lo que puede ocurrir, y el morbo en ocasiones es más fuerte que la prudencia.

Estos solo son algunos ejemplos, en internet podrás encontrar miles….

2.- Cuando pulsamos el enlace del vídeo, iremos a una página web, en donde veremos, por lo general, la misma fotografía, pero aquí pueden ocurrir varias cosas:

* Para poder ver el vídeo, primeramente debemos compartirlo o darle a Me gusta.

Con esto, ya tendríamos que estar saliendo “por patas”, seamos razonables ¿Por que motivo voy a compartir algo que no se lo que es o le voy a dar a Me gusta?

* Os pueden decir que el vídeo no es posible reproducirlo ya que falta una actualización en vuestro ordenador o no tienes los controladores necesarios, y por ese motivo te ofrecen el enlace para que actualizar.

Alma de cántaro“, si puedes ver perfectamente todas las películas que te descargas de internet sin ningún problema ¿como no vas a poder ver ese vídeo? ¿Tienes problemas con los vídeos de Youtube? ¡No! ¡Pues entonces!

Si ha pinchado para actualizar, te acabas de infectar de “vete a saber que

* Te aparece una pantalla de intenciones que te viene a decir algo así como: debido a que el vídeo tiene imágenes no acta para menores debemos garantizar que usted es mayor de edad, por favor díganos los números de su tarjeta de crédito.

Hazlo, introduce tus números de la tarjeta de crédito y, no solo te quedaras con las ganas de ver el vídeo, sino que el sablazo que te van a meter en tu cuenta te hará temblar.

Si para entrar en una web porno solo te piden que le des a aceptar en el botón de que eres mayor de edad, ¿por qué motivo te van a pedir la tarjeta para ver ese vídeo?

* Otro mensaje que te puede salir es que antes de verlo deberás contestar algunas preguntas.

Como tu curiosidad es superior a tu razonamiento, es probable que lo hagas, contestaras a todas las preguntas que te hagan, tal vez, esto te parezca algo inocente, pero has participado, involuntariamente, en una estafa, que en principio, a ti no te va a suponer, más que perdida de tiempo contestando a la encuesta, pero que a los autores, les supondrá un beneficio económico, ya que le pagan por cada encuesta contestada.

El peligro está en que para poder contestar a esa encuesta tengas que descargar un programa “especial”, ya que te habrás descargado un troyano para controlar todos tus datos, sabrán las claves de tu banco, de tus cuentas de e-mail, de tu Facebook, etc… y dejaras en manos de impresentables toda una valiosa información que podrán usar como “malamente” consideren oportuno.

Cuando en Facebook pulsamos sobre el enlace de un vídeo, este se debe de reproducir inmediatamente, o mandarnos a una web en donde podamos verlo sin dificultades, en caso contrario, olvídate, solo tendrás problemas.