En la fotografía, dos jardineros del campo de golf, con nombre impronunciables, que diariamente lo recorren buscando las heces del "cagador en serie" que desde el año 2005 realiza sus necesidades, eso sí, solo de lunes a viernes, en los agujeros y y otras zonas del campo.

En la fotografía, dos jardineros del campo de golf, con nombre impronunciables, que diariamente lo recorren buscando las heces del “cagador en serie” que desde el año 2005 realiza sus necesidades, eso sí, solo de lunes a viernes, en los agujeros y y otras zonas del campo.

Una persona lleva defecando en un campo de golf noruego desde el año 2005 sin que hayan podido averiguar de quién se trata.

Según el artículo publicado por Rogalands Avis cierta persona, a la que parece ser que no le gusta este refinado deporte, lo demuestra dejando sus heces por todos lados de ese campo.

Han intentado por todos los medios capturarlo, pero no solo es insistente en dejar sus regalos, sino que también es astuto, y sabe desconectar los focos, cámaras y todo las medidas de seguridad que ponga la dirección del club.

El jardinero, ha realizado un estudio de sus heces, por el tamaño deduce que se trata de un hombre, que al principio tenían gran consistencia pero que con el paso de los años esta consistencia “ha decaído”.

¿Que hay de verdad en todo esto?

Lo cierto es que leyendo el artículo original, parece que nada es cierto, y todo es invención de esa publicación, sin embargo, si es cierto que en el año 2005 durante la celebración del campeonato de golf de Noruega, alguien se “alivió” en dos de los agujeros, y desde entonces diariamente se revisan.

El “cagador en serie”, como lo llama la publicación, opera solo de lunes a viernes, tomándose un descanso los fines de semana, y no siempre lo hace dentro de los agujeros, sino que aparecen esparcidas las heces por distintos lugares, del mismo modo que aparece el papel higiénico que utiliza para limpiarse.