INTRODUCCIÓN

Un hombre hace autostop en una carretera solitaria una noche en la que lleve a “mares”, cuando entra en el vehículo que se detiene a su lado, descubre que no hay conductor.

HISTORIA

La copia del e-mail que transcribo es de México, y dice así:

Esto sucedió en un pequeño pueblo de México, y aunque suena como un cuento de Alfred Hitchcock, es absolutamente cierto!

Un hombre estaba en el lado de la carretera haciendo autostop en una noche muy oscura y en medio de una tormenta.

La noche era fría y húmeda, y no pasaba ningún coche.

La tormenta era tan fuerte que apenas podía ver unos metros delante de él. De repente, un coche se le acerca y se detiene.

El hombre, sin pensarlo, se metió en él y cerró la puerta – y sólo entonces se dio cuenta de que no hay nadie detrás del volante

El coche comienza a andar muy lentamente.

El hombre mira a la calle y ve que se aproxima a una curva.

Asustado, comienza a rezar, pidiendo por su vida. Justo antes de que el vehículo llega a la curva, aparece una mano por la ventana y gira el volante.

El hombre, paralizado por el terror, ve cómo la mano aparece cada vez que se aproxima a una curva. El tipo, cobrando fuerza, sale del coche y corre todo el camino hasta el pueblo más cercano.

Húmedo y en estado de shock entra en una cantina, pide dos tragos de tequila, y comienza a explicarles a todos acerca de la horrible experiencia que por la que acaba de pasar. Un silencio envolvió a todo el mundo cuando se dan cuenta que el tipo estaba llorando histéricamente y no estaba borracho.

Una media hora más tarde, dos hombres entraron en la misma cantina y uno dijo al otro … “Mira, Pedro, es el Pendejo que se puso en el coche mientras lo estábamos empujando!

EXPLICACIÓN

La historia del coche sin conductor se viene difundiendo desde el 2002 a través de e-mail.

Según en donde se transmita el país o la zona en que transcurre la historia cambia.

Hay mensajes que dicen que ocurrió en México, otros en Nuevo México, otros en alguna parte de Estados Unidos o incluso en algún país de Europa, incluso la he llegado a escuchar como chiste.