INTRODUCCIÓN

Una mujer pierde a sus hijos falleciendo de tristeza y todas las noches llora esa perdida.

HISTORIA

En un pueblo indeterminado vivía una mujer con sus tres hijos, dicen, que muy felices desde que el padre de los niños, un borracho pendenciero y maltratador los abandonó.

Pero esta felicidad no duró mucho, ya que una noche aquel depravado apareció de nuevo por el pueblo y forzando la puerta entró en la vivienda, gritando y golpeando todo lo que encontraba a su paso mientras reclamaba la presencia de los niños.

Ella, temiendo que fuera a hacerles daño se enfrentó a su marido golpeándola fuertemente la hizo caer al suelo inconsciente.

Cuando se deportó todo era silencio a su alrededor, temió por sus hijos y los buscó por toda la casa, pero no había rastro ni de ellos ni del padre, salió a la calle y las recorrió gritando el nombre de cada uno de ellos, pero no hubo respuesta.

El tiempo pasó y nunca se supo más de ninguno, ella consumida por la tristeza de haber perdido a sus hijos murió de pena.

Por las noche aún se la escucha llorar, cuando esto ocurre, las madres van a buscar a sus hijos ya que es posible que ella se los quiera llevar para, de este modo, intentar recuperar la felicidad que tenía con ellos.

Esta misma historia se repite por todos los países hispanoparlantes en su esencia, después en cada uno añaden algún detalle.

En México, existen dos versiones, en la primera de ellas, una indígena se enamora de una caballero español con quién mantiene una relación de la que nacen tres hijos, el español acabará cansándose con una dama de la alta sociedad, la indígena mata a sus hijos y se suicida al no soportar la culpa del crimen que había cometido, desde entonces vaga llorando su pena.

La segunda versión es anterior a la conquista de los españoles, y cuenta que una muchacha fallece al dar a luz a su hijo, desde entonces vaga buscando a viajeros a los que les pille la noche.

En otros países, como Guatemala, la llorona mata a su hijo, tenido de una relación extramatrimonial.

En Uruguay se cuenta que unos ladrones asesinaron a un campesino y que al ser descubiertos por la mujer la asesinaron también arrojando sus cuerpos a un lago, desde entonces, el mismo día del asesinato, todos los meses se escucha el llanto de una mujer que proviene de ese lago.

En Venezuela, la joven se queda embarazada de un soldado que la abandona a su suerte, en su desesperación mata a su hija recién nacida, por lo que es maldecida por la gente del pueblo, desde entonces es un espectro que intenta recuperar a su hija robando niños que estén solos, especialmente en Semana Santa.

En Costa Rica se habla de dos enamorados, una indígena y un español, que mantenían su amor en secreto, al quedar ella embarazada su padre reta en duelo al amante al que acaba matando, cuando la muchacha tuvo el hijo, el padre de esta lo arroja por una acantilado y maldice a su hija que desde entonces vagará eternamente llorando.

La descripción que se hace de la Llorona es casi siempre la misma, una mujer joven con una vestido blanco que la cubre completamente.

La película “The Cry, la Llorona” (2007) está basada en esta leyenda, solo que transcurre en Nueva York.

CRÉDITO DE LA IMAGEN

Image: luigi diamanti / FreeDigitalPhotos.net