Viajemos al sur de la España del año 1975, más concretamente al mes de septiembre y al pueblo de Tebas de la provincia de Málaga.

Localidad de Tebas en la provincia de Málaga

El 15 de ese mes, una niña, Carmen Romero de 13 años de edad, desapareció durante 22 horas.

Carmen vivía con sus abuelos, su madre había fallecido siendo ella muy niña, y su padre estaba trabajando en Alemania.

Según relata estaba en la calle cuando una luz muy brillante bajó del cielo, y la curiosidad le hizo cogerla, era una luz muy brillante, pero ni le quemaba, ni le molestaba a los ojos.

Desde el momento en que la tuvo entre sus manos ya no recuerda nada más de esas 22 horas.

Durante la ausencia de Carmen, tanto la Guardia Civil como los vecinos estuvieron buscándola, sin encontrar ningún rastro.

Su primer recuerdo es que iba de la mano de una mujer, muy bien vestida y con pantalones, de pelo rubio y que hablaba perfectamente español que le dijo: “Ahora te va a tu casa, y pronto volveremos a vernos.”

Iba acompañada de un hombre muy alto de pelo largo y rubio, como la mujer, y con una gran barba.

Cuando la niña estaba ya en su casa, solo tenía mucha hambre. Pensándose que algún desaprensivo hubiese podido raptarla fue reconocida por el médico del pueblo. Se le hizo todo tipo de exámenes y análisis en los que todo fue correcto.

La Guardia Civil detuvo a una pareja, que coincidía con la descripción de la niña, pero esta no los reconoció, y además pudieron demostrar que el día 15 estaban en París, según los datos que aparecían en sus pasaportes.

El misterio de lo ocurrido permanece aún hoy en día.

Misterio que se incrementa cuando sobre la misma fecha, Manuel Osuna, trabajador de Radio Nacional de España en Málaga, cuando iba a la emisora, dice que una pequeña luz muy brillante se acercó a su coche. Fue tal el pánico que sintió que aceleró para dejarla atrás.

Referencias

Hemeroteca ABC