Viajemos al siglo XVI, más concretamente a 1550, cuando a la cátedra de anatomía humana de la Universidad de Valladolid, Castilla-León, España, acude un joven portugués y sefardí de 22 años llamado Andrés de Proaza, y a cuando es detenido por la Inquisición por asesinato. Pocos días antes de la detención había desaparecido un niño de nueve años, los vecinos...
Continuar leyendo...