El timo de la llamada perdida se repite cada cierto tiempo, al igual que otros timos, y cuando esto ocurre es porque será rentable para quienes los realizan.

Con un teléfono de este tipo no podíamos correr el riesgos de ser estafados con el timo de la llamada perdida, pero ¿cuantos de los que estáis viendo esta imagen sabéis como funcionaba? ¿Táctil como los móviles, por presión como el fijo de casa o haciendo girar el disco con el dedo dentro del agujerito?

Con un teléfono de este tipo no podíamos correr el riesgo de ser estafados con el timo de la llamada perdida, pero ¿cuantos de los que estáis viendo esta imagen sabéis como funcionaba? ¿Táctil como los móviles, por presión como el fijo de casa o haciendo girar el disco con el dedo dentro del agujerito?

¿En que consisten?

Desde un número muy largo, que corresponde a un teléfono extranjero, nos realizan una llamada con un solo toque y cuelgan.

Debido a ese acto impulsivo, que tienen muchas personas, de devolver la llamada cada vez que les salta una llamada perdida, lo haremos, sin darnos cuenta de que estamos llamando a un número con tarifa especial que nos vendrá cargada en la cuenta de nuestra compañía telefónica por un importe considerable.

Lo suficientemente considerable como para que “nos haga daño al bolsillo” pero no tanto como para perder el tiempo poniendo denuncias, y en esto se basan los estafadores, que muy pocos serán los que lleguen realmente a dedicar su tiempo y presentarse en una comisaría de policía para denunciarlos.

Sin embargo, la cantidades estafadas pueden llegar a miles de Euros, un “negocio” bien rentable, y si tenemos en cuenta que esta llamada se suele realizar desde un país al que la policía no tiene “buen acceso” como puede ser Albania, todo juega a favor de los delincuentes.

En esta última “ristra” de llamadas parece ser que la cosa no les ha salido todo lo bien que esperaban, por lo que se deduce de la cantidad de denuncias que se han presentado sin que los denunciantes dieran a rellamada.

Principalmente han sido llamadas con el codigo 355, precisamente corresponde a Albania, pero también pueden tener el prefijo 225, que es de Costa de Marfil, 233 de Ghana o el 234 de Nigeria.

La Unidad de Delitos Tecnológicos ya ha publicado en todas sus cuentas de las redes sociales que nunca devolvamos una llamada si no sabemos de quién puede ser.