Un palacio árabe granadino que a lo largo de la historia ha sido: un convento, unos almacenes, sede de una cadena de tiendas, la Diputación Provincial de Granada, y el edificio del catastro, guarda en su interior un fantasma que ha asustado a propios y extraños a lo largo de muchos años.

HISTORIA

Misteriosos golpes, sonidos extraños, escenarios de varias muertes todos esto y mucho más rodea la leyenda del fantasma de la antigua Diputación de Granada.

Un palacio árabe que se convirtió en el convento de la Magdalena, Mendizábal, famoso por su desamortización, que por aquel entonces era gobernador de la plaza, ordenó el traslado de la iglesia a otro lugar, argumentando que era demasiado pequeña para una población tan amplia, otros dicen que el motivo fue un desafortunado accidente que causó varias victimas, durante el traslado de un cuerpo al cementerio que tenía dicho convento, y esta fue la excusa para que el gobernador tomara dicha desición.

Se convirtió en un almacén en donde los empleados se negaban a ir solos a determinadas zonas del edificio, incluso se afirma que uno de los dueños acabó ahorcándose de una de sus vigas.

La cadena Wolworth compró el edificio, llevando a cabo una demolición de este para construir su moderna sede en Granada. Durante la excavación para los cimientos aparecieron unos restos humanos que podrían ser de niños, el encargado de la obra informó a los dueños que se comprometieron de avisar a las autoridades, sin embargo no fue así y esos restos acabaron en la escombrera, hubo quienes pensaron que esto era un mal presagio, y durante las obras una grúa mató a uno de los peones.

Los empleados hablaban de que escaleras mecánicas y ascensores se ponían en marcha solos, por la noche el aire acondicionado se activaba… Wolworth no tuvo éxito y al cabo de siete años cierran su sede en la ciudad, el mismo día que iban a dar por finalizada su actividad, nada más cerrar las puertas todas las luces del edificio se encendieron solas.

En 1985 se convierte en la Diputación Provincial de Granada.

Los funcionarios fueron testigos de archivos que se abrían solos, máquinas de escribir que tecleaban sin que nadie «aporreara» sus teclas, materiales que desaparecían, ruidos que no se sabe de donde provienen.

Ante tales acontecimientos, el responsable de la diputación permitió que un grupo de expertos en fenómenos paranormales realizaran una investigación en 1986. Dicha investigación permaneció en el secreto hasta que tres años más tarde, 1989, sale a la luz en distintos medios de comunicación.

Los investigadores habían realizado un retrato robot de la presencia que habían detectado, ese retrato coincidía con el padre Benito, el último párroco que había tenido la iglesia que había ocupado ese solar.

 

ENLACES RELACIONADOS CON EL ARTÍCULO

Ideal de Granada – El fantasma del antiguo edificio de la Diputación de Granada sigue dando que hablar veinte años después.

Ideal de Granada – ‘Poltergeist’ a la granadina.

20 minutos – Las rutas por las ‘casas fantasmas’ de Granada regresan en primavera.

De Granada

Lo oculto

Leyendas y misterios de Granada

Dos mil fantasmas

OTROS DATOS RELACIONADOS CON EL ARTÍCULO

  • Granada es un municipio y una ciudad española, capital de la provincia homónima, en la comunidad autónoma de Andalucía. Está situada en el centro de la comarca Vega de Granada, a una altitud de 738 msnm, en una amplia depresión intrabética formada por el río Genil y por el piedemonte del macizo más alto de la península Ibérica, Sierra Nevada, que condiciona su climatología. (Wikipedia)
  • Juan de Dios Álvarez Mendizábal, nacido Álvarez Méndez, (Chiclana de la Frontera (Provincia de Cádiz), 25 de febrero de 1790 – Madrid, 3 de noviembre de 1853) fue un político y economista español. Hijo de Rafael Álvarez Montañés, comerciante, y de Margarita Méndez, aprendió idiomas modernos y recibió formación comercial en el negocio de su padre. Durante la Guerra de la Independencia, sirvió en el Ejército del Centro y, habiendo sido capturado en dos ocasiones, logró fugarse en ambas. El 21 de febrero de 1812 se casó con Teresa Alfaro y desde entonces decidió cambiar su segundo apellido, Méndez, por Mendizábal, para ocultar el origen al parecer judío de los Méndez (Wikipedia)
  • La desamortización española fue un largo proceso histórico, económico y social iniciado a finales del siglo XVIII por Godoy (1798) y cerrado ya muy entrado el siglo XX (16 de diciembre de 1924). Durante el Trienio liberal (1820–1823) se llevaron a cabo otras desamortizaciones tan poco ambiciosas como esta e igualmente deshechas tras la caída del régimen liberal. Las realmente importantes fueron, sobre todo, las de Juan Álvarez Mendizábal y Pascual Madoz. La de Mendizábal, ministro de la regente María Cristina de Borbón, en 1836, tuvo unas consecuencias muy importantes para la historia social de España, aunque sus resultados —ya no gestionados por Mendizábal, que cesó como ministro en mayo de 1836, sino por sus sucesores— fueron relativamente pobres. Como la división de los lotes se encomendó a comisiones municipales, estas se aprovecharon de su poder para hacer manipulaciones y configurar grandes lotes inasequibles a los pequeños propietarios pero pagables, en cambio, por las oligarquías muy adineradas que podían comprar tanto grandes lotes como pequeños. (Wikipedia)

CRÉDITOS IMÁGENES

Foto 1ª.- De Granada

Foto 2ª.- Ideal de Granada