INTRODUCCIÓN

Desde el siglo XIX el fantasma de un señor suizo recorre los parajes de la Cueva del Tesoro en la localidad de El Rincón de la Victoria, de la provincia de Málaga.

HISTORIA

En el sur de España, más concretamente en la población de El Rincón de la Victoria, en Málaga, se encuentra la Cueva del Tesoro (a), aunque este es solo uno de los muchos nombres que ha tenido a lo largo de la historia.

El misterio y la leyenda envuelven el lugar, en su interior se han encontrado restos humanos y de animales así como toda una serie de utensilios y cerámica, lo que indica que en tiempos prehistóricos fue una lugar habitado.

También fue frecuentada por los Fenicios, según quién cree ve en una de sus rocas cierta forma de alta relacionado con la diosa Noctiluca. (b)

Un dato histórico que aparece en documentos de la época romana, nos hace referencia a un tal Marco Craso, hijo del cónsul Licinio Craso, gobernador de la zona malagueña, que siendo perseguido por los asesinos de su padre pidió ayuda a un amigo llamado Vivius Pacieco que lo escondió en esa cueva, por ello también se conoció por La Cueva de Pacheco.

Posteriormente, Fray Agustín de Milla y Suazo recogió en un manuscrito la leyenda que hace referencia al tesoro de los cincos reyes que fue escondido en la cueva del Higuerón, otro de los nombres que ha recibido a lo largo del tiempo.

El profesor Manuel Laza Palacio (1909-1988) (c) dedicó gran parte de su vida al estudio de esta cueva, encontrando durante una de sus excavaciones 6 monedas de oro almorávides, lo que se interpretó que formaban parte del ritual de enterramiento de un tesoro más grande.

Pero anteriormente a este profesor anduvo buscándolo otro personaje natural de Suiza, que también pasó treinta años por ese paraje, «(…) Su talante fue amargo y hosco; su aspecto desaliñado, con la ropa raída por los roces de las piedras. Su barba blanca y mirada torva le daban aspecto cavernario. La gente de las ventas cercanas, cuando aparecía en ellas de vez en cuando para avituallarse y hacer acopio de comida, le recibía con reparo, e incluso temor, como si vieran en él a un espectro.» (1)

Aquel hombre que realizaba su búsqueda por las galerías utilizando dinamita, falleció en 1847 en una de sus explosiones, y este señor es el protagonista de este artículo, ya que al parecer se niega a abandonar su tesoro incluso estando en el más allá, habiendo algunos del «más acá» que dicen ver su figura recorriendo los mismo parajes que pisara cuando aún vivía, la sombra de este Suizo se deja ver de vez en cuando por las galerías de la cueva.

OTROS DATOS RELACIONADOS CON EL ARTÍCULO

(a) La Cueva del Tesoro es una de las tres únicas cuevas de origen submarino que se conocen en el mundo y la única en Europa. Está situada en el municipio de Rincón de la Victoria, a unos 15 km. de la ciudad de Málaga. Se encuentra excavada en un promontorio de naturaleza caliza formando un acantilado a orillas del mar Mediterráneo. Se cree que su formación se produjo en torno a la época jurásica.

Su nombre procede de una leyenda sobre un tesoro de la realeza almorávide, encontrado según se cuenta, en el interior de la cavidad. (Wikipedia)

—–

(b) Rufo Festo Avieno, poeta del Siglo IV dejó relatadas en su «Ora Marítima» sus experiencias investigadoras acerca de las costas de la península ibérica. De ellas, en lo que atañe a Málaga, destaca sus referencias al santuario de Noctiluca en la Malaka tarressia, cuya descripción viene a coincidir con la Cueva del Tesoro. El tal templo estaba dedicado a la luna diosa mediterránea Noctiluca (la que luce en la oscuridad). (Ayuntamiento Rincón de la victoria)

—-

(c) Si bien nació en Málaga, Manuel Laza Palacio (1909-1988) puede considerarse de hecho hijo de Rincón de la Victoria, ya que buena parte de su vida (38 años) la dedicó al estudio de la Cueva del Tesoro. Después de la Guerra Civil fue encarcelado por haber trabajado en el Instituto para la Reforma Agraria durante la República. En prisión estudia Filología Clásica y, una vez en libertad, se dedica a la docencia, hasta que es llamado por el Tribunal de Represión de la Masonería. Es autor de ‘Gárgoris y Habidis’, un texto que años después le serviría a Sánchez Dragó para su libro del mismo nombre, ‘El tesoro de cinco reyes’ y ‘Escritos malagueños’, entre otros. (Patronato de turismo de la Costa del sol)

BIBLIOGRAFÍA DEL ARTÍCULO

(1) Libro: «Casas encantadas y sucesos extraordinarios en Málaga» – Autor: Enrique del Pino – Editorial Almuzara, S.L. – La cita pertenece a la página página 26 de la primera edición de Octubre 2009.

FOTOGRAFÍAS DEL ARTÍCULO

Empezando por arriba:

1ª.- Diario Rincón

2ª.- Diario Sur

VÍDEO RELACIONADO CON EL ARTÍCULO

Viaje al Sur, la Cueva del Tesoro (Canal Sur)

OTROS ENLACES RELACIONADOS CON EL ARTÍCULO

Sobre Málaga: La Cueva del Tesoro

Viajar por Europa con mochila

20 minutos