Su coartada (1989)Una señora acaba de terminar de preparar la cena que iba a ofrecer esa noche a unos amigos.

Todo estaba bien puesto encima de una mesa de la cocina.

Cuando llega el primer invitado acude a abrir la puerta y recibirlos, así uno a uno.

Llega la hora de servir la comida y entra en la cocina, encontrándose al gato en lo alto de la mesa comiendo del salmón que tenía preparado, lo espanta y arregla el plato de manera que no se note.

La cena es un éxito y todos alagan los platos que ha servido.

Ella, orgullosa, dice que esperen a ver el postre.

Cuando está en la cocina, puede comprobar que el gato está tendido en el suelo del jardín, sale para ver que le ocurre y horrorizada puede comprobar que está muerto.

¡El salmón estaba en mal estado y el gato había muerto envenenado!

Tras pensar que hacer solo encuentra una solución, se arma de valor y le dice a los invitados lo ocurrido.

Todos, despavoridos acuden al hospital urgentemente.

Al día siguiente, después de que tanto ella como los invitados habían pasado por un desagradable lavado de estomago, se encuentra con su vecina que le comenta:

-Buenos días, disculpe por lo del gato, pero iba con tanta prisa que no lo vi y lo atropellé con el coche, cuando fui a decírselo pude comprobar que tenía visita y no quise molestarla, por eso se lo deje en el jardín.

*************************************

Hay muchas variantes de este leyenda y en casi todas la comida es salmón, también la he escuchado en la que lo que el gato comía eran unas setas.

Su procedencia es difícil de localizar ya que existen publicaciones con esta historia en los años 80, en América como en Europa.

En 1989, Bruce Beresford dirigió «Su coartada» («Her alibi») interpretada por Tom Selleck y Paulina Perizkova, en la que se reproduce esta leyenda y gato aparece muerto, en este caso por comer un estofado.

*************************************