Federico Trillo mientras ejercía como Ministro de Defensa del gobierno Español, en el año 2003, visitó los destacamentos de tropas de El Salvador, frente a las tropas de este país formadas, lanzó un enérgico «¡Viva!»

Los términos en que lo hizo fueron los siguientes:

»Les pido que griten conmigo ¡Viva Honduras! Perdón, esto ha sido un lapsus (…) Vamos a hacerlo como Dios manda. Caballeros ¡Viva El Salvador».

No es una leyenda urbana se trata de una situación real.