Desde Estados Unidos me llega el siguiente email, enviado por un amigo:(Como siempre os recuerdo que mi inglés no es muy bueno y que no se trata de una traduccicón literal. El nombre del grupo de hacker lo he cambiado por XXXXXX)«Su nombre y todos sus datos han sido incluida en la lista del grupo de hacker XXXXXX.
Para poder borrar sus datos de esta lista, usted tiene que reenviar este mensaje a 10 personas, cada vez que lo haga, nos llegará a nosotros una copia y eso será el justificante de que hizo lo que le dijimos.

Por si no se toma en serio este mensaje, le diremos que:

Tenemos la clave de MSM y por lo tanto a todos los servicios, así mismo, su nombre completo, y su dirección, dado que MSM guarda todos estos datos del modo más simple y fácilmente descifrable, a partir de esto, comprenderá que no nos ha sido nada dificil obtener su de la Seguridad Social.

También hemos tenido acceso a su número de cuenta del banco y los pins de sus tarjetas.

Si usted no envía este mensaje a 10 amigos en menos de 45 minutos, consideraremos que no nos ha creido y todos sus datos se harán público a través de nuestra web, para que los integrantes de nuestro grupo tenga accesos a ellos y operen como consideren.

Una vez hay seguido estas fáciles instrucciones, sus datos serán borrados definitivamente de nuestros listados y no tendrá que preocuparse de nada.»

Hay que reconocer que cada vez son más originales estos email, por supuesto no hay que creerse nada de ello.
El problema es que a pesar de que se avisa por todos lados que nunca se reenvién los mensajes, todavía hay muchas personas que «por el si acaso» lo hace.