telefonomuerteUna compañía de teléfono de Bulgaria ha decidido suspender de actividad y no volver a asignarselo a ningún cliente un número de teléfono, en concreto el 0888 888 888, ya que en los últimos 10 años, sus tres últimos «propietarios» han muerto tragicamente.

El primero fue Vladimir Grashnov, exdirector general de la compañía de teléfono Mobitel, la misma empresa a la que pertenece el número, falleció a la edad de 48 de cancer, a pesar de que no se ha podido demostrar anada anómalo en sus negocios, dicen que el teléfono fue tratado con una sustancia radiactiva que le provocó dicho cancer.

El segundo fue Konstantin Dimitrov, un jefe de la mafia bulgara, que fue asesinado a tiros por un ciudadano de los Países Bajos, mientras comía, si insinua que la mafia rusa tuvo algo que ver en el asunto.

El tercer infortunado fue Konstantin Dishliev, un hombre de negocios turvios, que fue asesinado en un restaunte, después de que fuera interceptado un cuantioso cargamento de drogas.

Ese número de teléfono ha sido suspendido y no volverá a ser asignado a nadie.

La compañía de teléfono no quiere hacer declaraciones.

La noticia apareció publicada en Telegraph.co.uk